26/05/2017

La Ertzaintza de Bilbao alerta de falsos revisores de luz y gas que hurtan y estafan a personas mayores

La Ertzain- etxea de Bilbao ha detectado en las últimas semanas un aumento de casos de estafas y hurtos con engaño de delincuentes que se hacen pasar por revisores de gas o luz y cuyas víctimas normalmente son personas mayores. En unos casos aprovechan un descuido para hurtar dinero y joyas, y en otros cobran cifras abultadas por falsas revisiones.

Durante todo el 2014 se han producido varios hurtos con engaño en domicilios de la localidad de Bilbao. Uno de los autores es descrito por las víctimas como un varón de de unos 35-40 años, bien vestido, con traje y corbata en ocasiones, y que aparece con un defecto en el habla. Esta persona suele ir acreditado con un carné de una importante empresa suministradora de energía que suele llevar a la vista.
El sujeto se persona en el domicilio con la excusa de realizar una revisión del contador de la luz o del consumo de las bombillas del domicilio. Una vez en el interior de la vivienda, suele solicitar la libreta del banco al objeto de ver el pago del recibo de la luz, el número de DNI o cualquier documento que haga que la víctima revele así el lugar de la casa donde guarda la documentación principal y los bienes de valor.
El delincuente provoca un descuido de la víctima pidiendo, por ejemplo, que encienda la luz en alguna dependencia de la vivienda para hurtar dinero y joyas. En el mes de noviembre la Ertzain-etxea de Bilbao ha recogido seis denuncias por hurtos de ese tipo
Por otro lado, en la última semana se han recogido dos denuncias por estafa en la revisión del gas cuyos autores son dos varones, de unos 30 años, vestidos de calle, que se hacen pasar por revisores de la instalación de gas y van provistos de una carpeta con documentación. Se personan en el domicilio manifestando que van a realizar una revisión de la caldera del gas con un coste que ronda entre 250 y 600 euros. Como la víctima normalmente no tiene esa cantidad de dinero en casa, le solicitan todo el dinero que pueda darles en ese momento, quedando en cobrar el resto en días sucesivos. Los autores, para demostrar más credibilidad y dar seguridad a la víctima, les entregan una fotocopia de documentos de empresas legales de instalación y revisión de gas, en la que manuscriben el nombre de la víctima y el importe del servicio. Incluso ofrecen un teléfono de su supuesta compañía que sí se corresponde con el de empresas legalmente establecidas.

RECOMENDACIONES:

• Si se presentan en el domicilio sin previa cita previa revisores de gas o luz, solicitar siempre acreditación de la empresa para la que trabajan y si es posible llamar al teléfono de la compañía para verificar su identificación.

• En caso de duda no abrir la puerta del inmueble de la vivienda y rechazar la revisión hasta comprobar su veracidad. En el caso de personas mayores es aconsejable que esté presente alguien de confianza. Si la sospecha surge con el operario ya dentro no perderle de vista ni revelar lugares donde se guarden dinero u objetos de valor.

• No abonar cantidades de dinero que puedan parecer desorbitadas por instalaciones o revisiones, ni siquiera parte del importe, aplazando el pago hasta una comprobación posterior.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos con * son obligatorios *

*