27/05/2017

LA BANDA DE LOS ‘PICHIS’ EN OLLERÍAS ESTÁ NEUTRALIZADA

#Santutxu
El Ayuntamiento de Bilbao informa de la comparecencia del concejal de seguridad ciudadana:

• El pasado 20 de abril, la Policía Municipal de Bilbao detuvo a cuatro miembros de la misma familia considerados los actuales integrantes de los ‘Pichis’: 2 menores que permanecen en un Centro de reforma, donde cumplen medidas judiciales, un joven de 18 que tras pasar a disposición judicial entró en prisión y otro menor de edad que se encuentra bajo la custodia de un familiar.

• El edil de Seguridad Ciudadana ha explicado los pasos adoptados por el Ayuntamiento de Bilbao y el Plan de Intervención puesto en marcha por el Consistorio, en el que intervienen las áreas de Seguridad Ciudadana, Vivienda y Acción Social, junto a la Policía Municipal, el Observatorio de la Convivencia y Surbisa.

• Asimismo, Del Hierro ha repasado el cronograma de actuaciones y de reuniones interinstitucionales establecidas, buscando la cooperación con el resto de entidades implicadas: la Diputación Foral de Bizkaia, Lanbide y la Fiscalía de Menores, junto a los Departamentos de Educación, Justicia y Vivienda de Gobierno Vasco, así como los encuentros mantenidos con sendas asociaciones vecinales del barrio de Ollerías.

El Concejal de Seguridad Ciudadana, Tomás del Hierro, ha explicado hoy en una comparecencia ofrecida en el Ayuntamiento de Bilbao sobre la situación generada en Ollerías los pasos adoptados por el Consistorio de la Villa y el Plan de Intervención coordinado por el Observatorio de la Convivencia y en el que intervienen principalmente las áreas de Seguridad Ciudadana, Acción Social y Vivienda, junto al propio observatorio, la Policía Municipal y Surbisa.

Del Hierro, ha explicado esta mañana cómo el conocido como grupo de los ‘Pichis’ –formado por cuatro miembros de la misma familia- fue desmantelado por una intervención de la Policía Municipal de Bilbao el pasado 20 de abril, cuando se practicó la detención de sus cuatro integrantes: dos menores de edad que permanecen en un Centro de reforma, donde cumplen medidas judiciales, un joven de 18 años que fue puesto a disposición judicial y el último implicado, también menor, que en la actualidad vive bajo la custodia de un familiar, fuera del barrio de Ollerías.

No obstante, Del Hierro ha afirmado que “nos encontramos ante un conflicto social que requiere de planteamientos y esfuerzos excepcionales” que van más allá de la intervención policial “y requiere un trabajo intenso a nivel pedagógico y terapeútico con la familia implicada” y ha repasado los eventos acaecidos en los últimos tiempos.

Cronograma de actuaciones municipales

A mediados de 2014 dos hermanos menores de edad pertenecientes a la misma familia se trasladan al barrio de Ollerías y comienzan a protagonizar incidentes que crean alarma en el barrio, por lo que el Observatorio de la Convivencia crea un Equipo de Gestión de Conflictos en el Distrito de Ibaiondo. Tras varias intervenciones con familia y vecinos/as, a mediados de 2015, la aparición de nuevas unidades convivenciales del mismo clan complican la situación existente, dejando en evidencia que los recursos policiales no son suficientes y que la mediación no es posible.

Se decide entonces implementar un Plan de Intervención especial para dar respuesta al conflicto, que aglutine a todos los entes municipales e institucionales con el fin de coordinar las acciones a llevar a cabo:

• El 16 de febrero el Área de Seguridad Ciudadana convoca una reunión a nivel político a la que asisten respresentantes de Lanbide, la Diputación Foral de Bizkaia y las áreas de Acción Social, Viviendas y Seguridad Ciudadana.
• El 10 de marzo se presenta el Plan de Intervención elaborado por el Observatorio de la Convivencia y se acuerdan reuniones con el Departamento de Educación de Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Bizkaia, Surbisa, Justicia Juvenil de Gobierno Vasco, la Jefatura de Fiscalía Provincial y Menores y el Departamento de Vivienda de Gobierno Vasco.
• El 22 de abril se inicia la primera reunión técnica con los distintos representantes institucionales y el 26 de abril tiene lugar una segunda reunión de la Mesa técnica, en la que se recogieron los principales objetivos del Plan de Intervención:

– Restablecer la convivencia
– Rescatar a los menores en situación de desamparo para ofrecerles una oportunidad de futuro y vida dignas.
– Atender a las demandas vecinales, procurando la participación activa de éstos.

Desde entonces, tal y como ha apuntado el edil de Seguridad Ciudadana, se han adoptado las siguientes medidas:
1. A nivel policial, la Policía Municipal detiene el 20 de abril a los cuatro integrantes de la misma familia conocidos como los ‘Pichis’, neutralizando el clan y el impacto de nivel delincuencial creado por estos. Asimismo, se mantiene un dispositivo de vigilancia de la Policía Municipal permanente desde mediados de 2015, a fin de evitar incidentes entre vecinos/as y la familia, así como de neutralizar posibles hechos delictivos e identificar y entregar a los menores. De la misma forma, se decide la futura instalación de 6 cámaras de vigilancia en el área y se trabaja de forma coordinada con la Ertzaintza para asegurar la seguridad en el barrio. En colaboración con SURBISA, se procede a las obras de cierre de los sótanos de la lonja y las viviendas del clan familiar considerado conflictivo, a fin de evitar incidentes, dadas las denuncias vecinales respecto a su mal uso.

2. En relación con los menores, se consigue la colaboración familiar para que haga entrega de los dos hermanos tutelados por la Diputación Foral de Bizkaia, quienes entran en un Centro de Reforma. Además, se contacta con el Departamento de Educación de Gobierno Vasco sobre la posible situación de desescolarización de otros/as menores de la misma familia, para evitar su desamparo y se coordinan acciones para solicitar a la Diputación Foral de Bizkaia que realice un seguimiento a dichos menores y se adopten medidas extraordinarias en el tutelaje de los miembros de los ‘Pichis’ a su cargo.

3. Desde el punto de vista convivencial: el Observatorio de la Convivencia trabaja con Lanbide para identificar la situación laboral de todas las personas de la familia en edad de trabajar, de la mano de asociaciones especializadas para proponer acciones de intervención. De la misma forma, se han llevado a cabo varias reuniones entre las dos asociaciones vecinales con mayor representatividad en la zona y aquellas áreas del Ayuntamiento implicadas en la resolución del conflicto, y se quiere contar con la participación ciudadana para seguir implementando el Plan de Intervención.

Por último, Del Hierro ha destacado que estamos ante un “conflicto vecinal de barrio, que debe ser gestionado desde dos ámbitos, Familia y Comunidad” y, desde el punto de vista interinstitucional “de manera coordinada entre las distintas entidades” para poder rescatar la generación de los más pequeños y sacarles del círculo vital de marginación y delincuencia al que si no se verán abocados. Una tarea que el edil de Seguridad ha definido como “difícil, larga y complicada” pero en la que las distintas entidades implicadas, con el Ayuntamiento de Bilbao al frente y la participación de los vecinos y vecinas del barrio, va a seguir trabajando.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos con * son obligatorios *

*